2016-09-30

Iñaki Auzmendi, Pasos

Apareció el cantautor Iñaki Auzmendi por este txoko en un vídeo en el que interpretaba un tema de Labordeta, "Como nieve en abril".

Ahora he sabido que acaba de sacar un nuevo disco: Momentos. Asimismo, en la web Canción con todos tienes la biografía del tocayo y otros datos sobre él. El tema Pasos, es el que abre el disco; sobre él ha escrito el navarro:
El silencio y la lluvia. Las pisadas en un camino seco de pasos y de vida. Canción homenaje a los pueblos. A los pequeños pueblos. Esencia y raíz. Homenaje a los tejados hundidos que un día cubrieron momentos de vida. La alegría de la felicidad. La tristeza de la muerte. El lloro de un nacimiento. Vida de pueblos. Raíces.
El vídeo corresponde a la presentación del disco en junio de este año; le acompañan Juanmi Arzelus (guitarra eléctrica y guitarras sintetizadas) y Ana Turcan (violín).



Las gotas de lluvia caen
Golpean el camino seco
Seco de vida y de pasos
Queda huella en el barro viejo

Se oyen los golpes certeros
Del agua sobre el roble muerto
Pidiendo el sonido del trueno
Una flor en el sendero

Silencio roto por el canto
De un pájaro zalamero
Canto que adorna el recuerdo
De pisadas de un tiempo eterno

Y el agua sigue cayendo
Mojando el tronco añejo
Reposo del hombre cansado
Mientras se para el tiempo.

A lo lejos veo el pueblo
El sol apaga su fuego
Deja un ascua de luz eterna
Reflejo vivo de su cuerpo

Pisada sobre pisada
Tras el paso como un eco
Tiemblan las hojas de miedo
Azotadas por el viento

Brillan luces en el pueblo
Estrellas pobres que iluminan
Dignidad de tejas rotas
Que te vieron nacer un día

El silencio grita al cielo
Tan sólo el alma se entera
Oliendo sin ver el humo
El fuego de leña seca.

Cesa el ruido de las piedras
Que piso mientras camino
Oigo tras la ventana
La voz de un pueblo vivo

Pasos, pasos y más pasos
Llevo grabados conmigo
Y en cada uno de ellos
Tus reflejos siempre vivos

Con un rayo que ilumina
pariendo colores nuevos
magia de luz y de agua
de esperanza pinta el cielo

Mueren los silencios
De aquel roble muerto
Ha nacido a su lado
Una flor en el sendero.

2016-09-23

Al sur de Europa, Dácil Santana

Otro "descubrimiento" que debo a Directo en Lavapiés: la cantautora grancanaria Dácil Santana, quien, según reconoce, se ha dado a conocer a través de la Red en espacios como Facebook, Twitter o You Tube.

El tema "Al sur de Europa" me enganchó cuando lo oí, en buena medida por el violonchelo de Paloma García del Busto, además del dueto con María Vasán. Y es que lo del violonchelo me suele atrapar (recuerdo algunas antiguas canciones de Gorka Knörr grabadas con guitarra y violonchelo, por ejemplo), casi tanto como los duetos. Es una canción, dedicada por Dácil a su tierra natal, Canarias, quizá por aquello de que "nunca escribas de un lugar hasta estar bien lejos".



2016-09-21

Recopilando material propio sobre cCA

No es que hoy vaya a "hablarte de mi libro", pero casi. Preparando una sesión formativa, he recopilado distinto material relacionado, antes o después, con la tesis doctoral (las cibercomunidades de aprendizaje, cCA, la participación). Y aunque casi todo está ya por este txoko, me ha parecido que, para quien tenga interés, puede estar bien recoger el resumen aquí también. Allá va.




Texto completo de la tesis y reseña: e-spacio de UNED
Reseña y datos generales: base de datos Teseo
(El texto está en más sitios, tal y como te comenté en la entrada "compartiendo mi alegría... y mi Tesis Doctoral"

Artículos


(También hay un artículo en euskera, publicado en Hizpide)

Vídeos relacionados

Podcasts, programas de radio

Presentaciones

Pósteres en Congresos

2016-09-16

Marta Gómez, Para la guerra nada

Encontré esta canción de Marta Gómez en una de mis navegaciones por You Tube (justo se cumplen tres años y tres días desde su aparición por aquí)  y aunque no ha escrito ella la explicación de manera expresa para este txoko, recogiendo algunas de sus palabras sale un texto que me gusta. 

En realidad, más que una canción, es un proyecto de la cantautora y su pareja y mánager Julio Serna, con el que invitó a amigos artistas de todas partes "a cantarle a la vida y a decirle, a gritarle, a cantarle al mundo que no queremos ser parte de esta guerra ni de ninguna otra, nunca más". Así presentaban el proyecto en El País de Colombia, que también tiene blog (con "canciones, versos, fotos, ilustraciones... aportados por cientos de personas unidas en torno a una misma idea) y grupo en Facebook.

Espero que también a ti, el texto, la canción y la idea. #ParaLaGuerraNada. 
Tuve la idea de componer esta canción pensando en los tantos inventos maravillosos que se ha inventado la gente a través de la historia con el único objetivo de hacer la vida más feliz. Soñando con que fuera posible que dedicáramos nuestro talento solamente para ésto y a la guerra no le dedicáramos ni un minuto de nuestro tiempo.
 ¡Cuánta creatividad desperdiciada hay en una guerra! ¡Cuántos cerebros trabajan sin descanso para inventarse un instrumento que sea más veloz, más eficaz, más potente! ¡Cuán distinto sería el mundo si sólo se usara nuestra imaginación para crear cosas que nos hicieran más felices!
Hoy he invitado a amigos artistas de todas partes, a cantarle a la vida y a decirle, a gritarle, a cantarle al mundo que no queremos ser parte de esta guerra ni de ninguna otra, nunca más. Empecé con un verso y a ese verso se le fueron sumando otros y luego otros y así, nuestras voces se hacen fuertes y cantan a coro “para la guerra, nada.”


Hay también un vídeo de versión en concierto, en el que también presenta la canción.


Para el viento, una cometa
para el lienzo, un pincel
para la siesta, una hamaca
para el alma, un pastel
para el silencio una palabra
para la oreja, un caracol
un columpio pa la infancia
y al oído un acordeón
para la guerra, nada.

Para el sol, un caleidoscopio
un poema para el mar
para el fuego, una guitarra
y tu voz para cantar
para el verano bicicletas
y burbujas de jabón
un abrazo pa la risa
para la vida, una canción
para la guerra, nada.

Para el viento, un ringlete
pa'l olvido, un papel
para amarte, una cama
para el alma, un café
para abrigarte, una ruana
y una vela pa' esperar
un trompo para la infancia
y una cuerda pa' saltar
para la guerra, nada.

Para el cielo, un telescopio
una escafandra, para el mar
un buen libro para el alma
una ventana pa' soñar
para el verano, una pelota
y barquitos de papel
un buen mate pa'l invierno
para el barco, un timonel
para la guerra, nada.

2016-09-15

¿Luchar contra los móviles?

Me enteré por vía de Marcela Fritzler de una carta escrita (supuestamente) por un profesor universitario: La carta de un profesor universitario que conmueve al mundo de la educación. Aparece como destacadas las siguientes palabras al comienzo:
No dictaré clases allí el semestre que viene y no sé si volveré algún día a dictar clases en una licenciatura en periodismo. Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla.
La reflexión irá en distintas líneas... porque a mí más que conmover me lleva a reflexionar.

Christian Hortnick en Flickr

Creo que hay que considerar en qué contexto se enseña, y para qué contexto se enseña; se supone que para el futuro ¿no? Y me da la impresión que también el mundo del periodismo ha cambiado, está cambiando. Y tendrá que tenerlo en cuenta el docente. El verbo "dictar", aunque puede que en Uruguay tenga un sentido distinto, me lleva a pensar en un modelo magistral, transmisivo (recuerdo algún profesor universitario que nos "dictaba" sus apuntes, literalmente dicho y hecho). Por otra parte, hay quien considera que "lo que siempre ha funcionado" debe seguir haciéndolo; que la forma en que ha aprendido el enseñante, los años en que ha sido aprendiente, influyen en su manera de enseñar después: si él aprendió de un modo, debe funcionar siempre y con todos. Aunque ese contexto haya cambiado, esté cambiando. Entre otras cuestiones, por la irrupción de las TIC en nuestras vidas.

Cierto es que esas TIC, materializadas en forma de smartphones, por ejemplo, están cambiando nuestras vidas, a veces para mejor, a veces para peor y, desde luego, provocan nuevas interferencias. En este punto, tal vez convendría pensar en que quien quiere dispersarse, se dispersa; se ha dispersado o despistado siempre: hay quien se despista con el vuelo de una mosca, quien se pierde dibujando o garabateando en un papel (y que yo sepa no se han prohibido papeles y bolígrafos en las aulas), quien lo hace mirando por la ventana, quien se pierde pensando en sus cosas, quien se duerme en clase... y quien se dispersa con su teléfono, por supuesto. Y no solo en clase; en el trabajo, en las reuniones... son los móviles elemento distractor. 

Se me ocurren algunas posibilidades; para empezar negociar el uso del teléfono para tratar de evitar interferencias, tener una netiqueta o unas reglas en este tema. Porque "prohibir" puede llevar a absurdos, como que se recojan teléfonos del alumnado (para que no los use), este deje auténticas antiguallas, y se guarde el modelo bueno en el bolsillo, para utilizarlo cuando consiga despistar al docente, sin ir más lejos. ¿Y si, pongamos por caso, pensamos en cómo integrar el teléfono para usarlo en ocasiones en la actividad, de modo que demostremos que el teléfono móvil puede tener otros usos? ¿Y si pensamos, por un momento, en por qué lo que ofrece el aula es menos atrayente para el aprendiente?

Otra cuestión que se repite: culpar a los docentes de niveles anteriores de la mala preparación, del desinterés... Se hacía cierto chiste, en que al final la culpa estaba según nacían las criaturas, dado que no podían echar la culpa de la mala preparación a los anteriores. ¿Y si el docente piensa en qué puede hacer, en lugar de culpar al resto de los males que intuye en sus estudiantes?

El conocimiento de la materia, y pienso en el modelo TPACK por ejemplo, no es suficiente; según ese modelo, hay que considerar también el de la materia y el de la tecnología, y las distintas combinaciones. ¿Cómo combinaba esos saberes el (supuesto) profesor? Así, a botepronto, tal vez los alumnos de Haberkorn podían haber buscado información sobre los hechos de las Malvinas, Galtieri, la Plaza de Mayo; haber analizado prensa de entonces; haber buscado información sobre la película, buscar vídeos, hacer infografías y líneas de tiempo... incluso usar sitios de redes sociales. En definitiva, ser más activos y protagonistas en su proceso de aprendizaje. Y se limiten los efectos nocivos, para enseñantes y para aprendientes. 

Quizá el teléfono no sea la causa de todos los males de la educación (universitaria, en este supuesto caso), sino un indicador de que algo no funciona ¿no?